Soporte y mantenimiento web

Tener una página web implica realizar una serie de trabajos técnicos, en ocasiones de forma puntual y en otras con cierta frecuencia, para que ésta funcione correctamente y se mantenga lo más segura posible.

Los trabajos de soporte están relacionados con situaciones que pueden darse fácilmente, ya sea porque tú [email protected] detectas que hacen falta, porque tu sitio web los necesite o bien porque factores externos las demanden, como ha sido el caso de la implementación de certificados SSL o la famosa adaptación a la RGPD el pasado mes de Mayo.

Dependiendo del tipo de necesidad que tengas, te tocará implementar unas medidas u otras para arreglarlo y aquí, sí importa cual es tu perfil técnico, tus capacidades y recursos para poder resolverlo.

Algunos ejemplos de este tipo de trabajos:

Z

Cambiar tu web a otro proveedor de hosting o alojamiento.

Z

Cambiar de dominio.

Z

Corregir errores de funcionamiento.

Z

Añadir, modificar o eliminar distintos elementos o funcionalidades.

Z

Instalar un certificado SSL para que tu web sea segura.

Z

Adaptar un sitio a la RGPD.

En el caso de los trabajos de mantenimiento, están originados por la naturaleza de WordPress: es un software y como tal requiere actualización y mantenimiento.

El mantenimiento de un sitio web consiste principalmente en actualizar todo el software de tu instalación: WordPress, tema y plugins. Estas actualizaciones a veces son transparentes y otras, requieren de cambios de configuración para que todo funcione como debe. Por otro lado, también implica hacer copias de seguridad y saber restaurarlas: tanto de la instalación de tu sitio web, como del contenido.

Con esto te aseguras de tener tu software a la última y una página web lo más segura posible.

Trabajos habituales a la hora de mantener una web:

Z

Actualizar WordPress.

Z

Actualizar theme.

Z

Actualizar plugins.

Z

Sanear BBDD.

Z

Copias de seguridad actualizadas.

Z

Eliminar SPAM.

Dificultad

La dificultad para implementarlos normalmente viene por uno o varios de los siguientes motivos:

Q

no se tienen los conocimientos técnicos necesarios para realizarlos,

Q

el escenario se complica y las técnicas básicas no sirven para implementarlos,

Q

la frecuencia que requieren no se cumple y al final o no se realizan o si lo hacen, no con la frecuencia necesaria.

Si no actualizas un día, dos o tres, no tiene porqué pasar nada… o sí. Lo cierto es que nunca pasa nada, hasta que pasa.

Cuando puedes realizar estos trabajos por tu cuenta, no hay mayor problema: lo haces y se acabó la historia.

Pero si no tienes los conocimientos o el tiempo necesario para dedicarte a investigar y corregir, no te quedará otra opción que contactar con alguien que preste un servicio de soporte que sí pueda implementarlos.

En cualquiera de los casos, debes ser consciente que tener una web implica realizar una serie de trabajos. Ignorarlos y no hacerlos, podrían suponer en un momento dado, que tu web deje de funcionar o que pierdas el trabajo realizado.

La prevención es la mejor solución para evitar situaciones desastrosas. Y el mejor consejo que puedo darte. Si quieres minimizar los problemas que puedan surgir, debes realizar el mantenimiento de tu sitio web con frecuencia. Esta será tu mejor garantía.

Preguntas Frecuentes – FAQ

¿Cómo realizo la contratación?

Ponte en contacto conmigo para saber lo que necesitas. Te daré la información que necesites, antes de empezar a hacer nada.

¿Me interesa contratar un servicio de mantenimiento?

Depende de tí y de lo importante que sea para tí tu sitio web y la actividad que desempeñas desde ahí.

Es importante realizar el mantenimiento de cualquier sitio web, pero sé que el presupuesto también manda. Valora cómo de importante es para tí y qué sucedería si tu sitio web dejara de verse en el momento en que menos te lo esperes: ¿tu actividad se vería resentida?.

Según tu respuesta, actúa en consecuencia y recuerda: también puedes formarte para realizarlo tú [email protected].

¿Podrías formarme para realizar el mantenimiento por mi cuenta?

Sí, por supuesto. De hecho, te animo a ello. Aunque empieces desde cero, te dará mucha seguridad ir conociendo los entresijos de tu sitio web poco a poco.  Puedes encontrar más información aquí.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto conmigo y la resolvemos.